Reproducimos los dos discursos pronunciados en el acto de clausura del Congreso  “Nuevos Retos, Nuevos Modelos” por las dos responsables de Asociación ADEPSI.

El congreso se celebró los días 19 y 20 de octubre en el Palacio de Congresos de Infecar, en Las Palmas de Gran Canaroa

 

Discurso pronunciado por Natascha García, gerente de Asociación ADEPSI:

Buenas tardes a todas y a todos,

Estos dos días han sido unas jornadas de trabajo intensa y fructífera, reflejo, sin duda, del amplio alcance, el alto nivel técnico y el gran compromiso que existe por afrontar los Retos que en la Comunidad Canaria tenemos que abordar en materia de discapacidad.

Muchas han sido las ideas interesantes que se han expuesto de manifiesto en el transcurso de estos dos días; hemos podido recoger aportaciones, experiencias y buenas prácticas que otros profesionales y otras Organizaciones, dentro y fuera de nuestra comunidad, han puesto a nuestra disposición para poder continuar la tarea de transformación que en Canarias se debe afrontar como imperativo legal y ético con las personas con discapacidad.

Por tanto, este es el momento de que recapacitemos conjuntamente para tomar conciencia colectiva de los mensajes más relevantes que hemos escuchado estos días, para hacer visible los Retos que tenemos que asumir y poder así, definir las líneas de acción y compromisos que hay que tomar de manera urgente.

Actualizamos conceptos, las estrategias y las maneras de hacer hoy el trabajo con las personas con discapacidad. A algunos les habrá servido para confirmar que están en la línea correcta y, a otros, para cuestionarse de lo que están haciendo y cómo, pues como ya se ha comentado a lo largo de estos días, estamos hablando de vulneración de derechos fundamentales.

Tal y como han comentado varios ponentes en su exposición, la concepción de la discapacidad ha evolucionado, por lo que estamos obligados  a transformar nuestros modelos de atención, nuestras actitudes y nuestras prácticas profesionales. Implicando siempre mejoras en la organización y en la gestión. Las personas con discapacidad y sus familias exigen servicios profesionalizados y modernos que den respuesta a las necesidades actuales y futuras y superen modelos de atención asistencial, promoviendo su máximo bienestar.

Este es el gran RETO COLECTIVO que tenemos planteados todos: las administraciones, las organizaciones prestadoras de apoyo, las empresas, las familias, las personas con discapacidad y la sociedad en su conjunto. Todos somos necesarios, formamos parte de la solución y, solamente, si lo abordamos conjuntamente, con objetivos comunes, con un mismo modelo, con similar ilusión y compromiso con las personas, conseguiremos realmente la transformación de la que hemos hablado estos dos días.

Este Congreso forma parte de la estrategia que desde ADEPSI desarrollamos, podemos decir sin miedo a equivocarnos que se ha cumplido ya la primera parte de los objetivos que nos proponíamos, es decir, fortalecer los conceptos claves de transformación, darlos a conocer y extenderlos a todos las organizaciones y profesionales del sector en Canarias, como paso previo a un cambio en la acción.

Así, pues, tenemos el marco y el instrumento que nos puede permitir dar un salto cualitativo importante en la forma de trabajar. Señalamos 8 líneas de acción que consideramos más relevantes hacia las que debemos orientar el trabajo:

  1. Uno de los principales retos es la necesidad de que todos estos planteamientos pasen de ser una preocupación de unos pocos a convertirse en asunto colectivo y común de todos. A este respecto, es necesario que todos las Organizaciones se lleven procesos de reflexión y formación para el conjunto de profesionales. De manera que se compartan preocupaciones, concepciones y líneas de trabajo. 

    Natascha García, gerente de Asociación ADEPSI, durante la lectura de su discurso de clausura.


  2. Necesitamos elevar nuestras expectativas con las personas con discapacidad como imperativo legal, ya que si no estaremos vulnerando derecho e incumpliendo un mandato legal como establece la Convención de la ONU. Las personas deben tener oportunidades de desarrollo personal, donde nos centremos realmente en ellas en lugar de los servicios, con modelos personalizados de atención, fortaleciendo el vínculo con la comunidad. Tal y como ha dicho en el Congreso Javier Tamarit, “la voz de las personas con discapacidad exige menos instituciones y más apoyos”.

  3. Carecemos de estrategias firmes, permanentes y eficaces de desinstitucionalización. No solo no se avanza en el abandono de la institucionalización forzada o como único dispositivo de apoyo de vida para las personas con discapacidad, sino que se siguen creando y poniendo en servicio nuevos recursos de base o enfoque no comunitario, aislacionistas y segregadores, lo que contradice el tratado internacional de derechos humanos de las personas con discapacidad. Reclamamos a las administraciones políticas, estrategias y acciones de desinstitucionalización real y efectiva respecto de las personas con discapacidad, con calendarios y dotación económica, pues de otro modo continuará la violación sistemática del derecho a vivir en comunidad. Esta esencia debe contemplarse en la nueva Ley de Servicios Sociales de Canarias.

  4. La financiación de los servicios sociales dirigidos a personas con discapacidad no es garantista, ni favorece la equidad en la atención. Existen desequilibrios inadmisibles interinsulares y entre municipios. En Canarias debemos apostar por un modelo justo para todos y que no exista desigualdad en las personas en base a quién le presta el apoyo/servicio. Que cuente con una financiación acorde a los modelos que se exigen, aprovechemos el ejemplo de Mallorca que cuenta con su propia Cartera de servicios sociales a nivel insular. Necesitamos un modelo que respete los derechos de las personas con discapacidad y a sus familias, que no amenace el futuro y supervivencia de las entidades no lucrativas, reconociendo además su labor histórica, su manera de entender y gestionar los servicios sociales dirigidos a las personas con discapacidad, que permita la mejora continua, la innovación y el desarrollo de los servicios. Hemos escuchado que hay vías para hacerlo como son los conciertos sociales ya regulado en 7 comunidades autónomas. La administración debe ser la que garantice la financiación de los servicios esenciales.

  5. El reconocimiento de la situación de dependencia debe ser una vía más para acceder a los servicios, pero no la única, siendo lo determinante el tener reconocida una discapacidad. No debe existir dos sistemas de servicios sociales, uno para personas dependientes con discapacidad y otro para las personas con discapacidad sin dependencia. Es un sistema para personas con discapacidad.

  6. Apostamos por la implantación de un modelo único de educación inclusiva e impulsar el desarrollo de un modelo de formación y empleo flexible, que no compartimente a las personas. Prestar todos los apoyos del itinerario formativo desde un mismo servicio para garantizar la atención global y el derecho de promoción y retorno. Pasar de la atención en Centros a los Servicios. Que el servicio pueda evolucionar en conjunto con la persona y adaptarse a las necesidades concretas que vayan surgiendo. Lo importante es hacer hincapié en los apoyos, con independencia de donde éstos se presten.

  7. Garantizar el ejercicio de la capacidad de las personas en situación de vulnerabilidad con la capacidad modificada judicialmente, estableciendo programas de apoyo en las áreas en los que sea necesario por organizaciones acreditadas de tutela, protección y defensa de sus derechos.

  8. Impulsar realmente medidas y estrategias para afrontar la Atención Temprana en Canarias con la perspectiva de apoyos expuesta, así como metodologías que promuevan el apoyo activo con  aquellas personas con más necesidades de apoyo, ya sea desde los servicios o desde el entorno natural de las personas.

 

Discurso pronunciado por la presidenta de Asociación ADEPSI, Mª Eugenia Palmas: 

He aquí expuestas algunas líneas de acción, que consideramos plenamente coherentes con los planteamientos que se han puesto de manifiesto a lo largo de estos dos días de Congreso, que deben permitir a Canarias mejorar cualitativamente, de manera relevante, los modelos de atención, normativas y sistemas de financiación, que beneficiará, sin duda a toda la ciudadanía con discapacidad y a la sociedad canaria en su conjunto.

Vivimos en una sociedad de frecuentes cambios que exigen que las Organizaciones del Tercer Sector sean flexibles para adaptarse a nuevos modelos, nuevos roles profesionales y nuevas metodologías de trabajo, siendo imprescindible para ello, que se generen nuevos vínculos con la administración y el sector empresarial. Consideramos que este Congreso debe convertirse en un motor de cambio para la innovación, el aprendizaje, los retos y experiencias compartidas que favorezcan el diseño de nuevas formas de trabajar con las personas con discapacidad, permitiendo que nuestros sueños de un futuro de vida plena en sociedad, hoy inciertos, se conviertan en oportunidades reales.

Quiero agradecer a todas las personas asistentes, su participación activa durante el Congreso, de la misma manera, es necesario dar las gracias a TODO el GRAN EQUIPO de profesionales de la Asociación ADEPSI y de la FUNDACIÓN TUTELAR CANARIA ADEPSI, por su esfuerzo y dedicación para que este primer Congreso Nacional fuera todo un éxito en participación y en organización.

La estrategia no acaba con la celebración de este Congreso. Justo ahora comienza….

Declaro clausurado el Congreso “Nuevos Retos, Nuevos Modelos”.

 

Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: