El éxito de un microproyecto orientado a la mejora de la autodeterminación y la calidad de vida de personas con discapacidad pone alas al reto de Asociación ADEPSI de crear la primera biblioteca adaptada y accesible de Canarias.

Esta iniciativa forma parte del proceso de transformación de los servicios en el que la asociación, que celebra este año su 35 aniversario, está inmersa. El objetivo es ofrecer servicios acordes a los proyectos de vida de sus destinatarios.

El microproyecto que alienta el propósito de crear una biblioteca surge de la participación de ADEPSI en una inciativa de ámbito nacional que se ha desarrollado durante 2016, impulsado por Plena Inclusión -la entidad que aglutina a las organizaciones del sector en España- e  IDOCAL -Instituto de Investigación en Desarrollo Organizacional y Calidad de Vida Laboral de la Universidad de Valencia-.

unnamed

Asociación ADEPSI, que participa en la actualidad en una mesa de trabajo del Observatorio de Lectura y Escritura del Cabildo de Gran Canaria para la promoción de la lectura en colectivos con necesidades específicas, se propuso preparar a dos personas con discapacidad intelectual como auxiliares de biblioteca, como aportación al proyecto IDOCAL.

Otros 58 centros ocupacionales de toda España tomaron parte en esta iniciativa que ha consistido en planificar y ejecutar un micro-proyecto novedoso, orientado a la mejora de la autodeterminación y la calidad de vida de las personas con discapacidad participantes.

ADEPSI y ADISLAN (Lanzarote) son las dos únicas entidades canarias que tomaron parte en la experiencia.

Cuentacuentos

La experiencia requirió la creación de dos equipos, uno experimental y otros de control. El primero se formó con dos personas con discapacidad, dos profesionales y dos familiares y acordó denominarse “Equipo Vínculo y progreso”.

Tras varias reuniones, el grupo experimental comenzó el trabajo para alcanzar una meta para los dos protagonistas de la experiencia. Ambos decidieron que su proyecto particular de microtransformación sería aprender la labor ocupacional de auxiliar de biblioteca.

Eligieron la frase    “Pon un libro en tu vida y se te abrirán puertas” como lema, y tras dos meses de formación intensa se abrió la biblioteca.  Con los apoyos precisos,  las dos personas con discapacidad dinamizaron la biblioteca con actividades como las Jornadas de Cuentacuentos, en las que participaron familiares y profesionales.

La experiencia se ha saldado con éxito. Así, según informa Vanesa Cubas, coordinadora de Centros y Servicios de Asociación ADEPSI,  “los resultados de este proyecto confirman los efectos positivos que se consiguen al crear contextos organizacionales que facilitan la comunicación, la cooperación y el establecimiento de planes y proyectos compartidos para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual”.

El microproyecto deparó mejoras en  la auto-determinación y la inclusión social de las personas con discapacidad intelectual y en la valoración mutua  de los familiares y los profesionales del grupo experimental .

 

“Entre los profesionales del grupo experimental mejoró el diálogo con los familiares con respecto a la autodeterminación de sus familiares con discapacidad intelectual. Asimismo, mejoró la confianza de los profesionales en los familiares. Por último, los profesionales también indicaron un incremento en el uso de estrategias integradoras de resolución de conflictos por parte de los familiares. Es decir, que los familiares tenían cada vez más en cuenta no sólo su perspectiva sino también la de los profesionales en la gestión de los posibles conflictos entre las partes”, señala el informe del proyecto.

INFORME PROYECTO IDOCAL

A %d blogueros les gusta esto: